4 de mayo de 2011

Entrevista al camarada Vladimir Ramírez Sánchez

Es obligación de la Revolución Bolivariana hacer justicia por el camarada Carlos. ¡Exigimos repatriación para Ilich Ramírez Sánchez “Carlos”!

BT.- Camarada Vladimir, en Venezuela y en el mundo son pocos quienes conocen la verdad sobre la obra revolucionaria del camarada Ilich Ramírez Sánchez (Carlos). Parece contradictorio porque son muchos en el mundo quienes conocen a Ilich, esto gracias a los mercenarios de las plumas, el cine y la radio, los llamados think tanks del imperialismo norteamericano y de los lobbys sionistas quienes han escrito innumerables artículos, libros y filmado en Hollywood varias películas para tergiversar la lucha de Ilich difamándolo. Quien mejor que tu, su hermano, para explicarnos brevemente quien es Ilich y cómo definir o entender su lucha hoy, cuando el imperialismo y el sionismo imponen la guerra, la destrucción y la muerte al mundo y cada día más Ilich se reivindica y su forma de lucha se justifica.

VR.- A Ilich es justo definirlo como un luchador internacionalista y anti-imperialista, quien además reivindica su condición de militante marxista-leninista en su praxis consecuente. Luego de su preparación ideológica iniciada por nuestro difunto padre, Altagracia Ramírez Navas, Ilich profundiza sus convicciones revolucionarias en su pasantía por la Universidad Patricio Lumumba de Moscú. Es allí donde Ilich comprende que la lucha de los pueblos oprimidos por el imperialismo debía desarrollarse de manera frontal contra su componente más perverso, el sionismo. Ilich entendió que - dadas las características hegemónicas, genocidas, discriminatorias y violentas de dicho opresor: el sionismo - la manera de enfrentarlo debía ser mediante la lucha armada, y en su propio territorio, pero también dentro de su principal espacio geopolítico (es decir Europa y el Medio Oriente). De esta manera Ilich buscaba dar un golpe certero y definitivo en el corazón de la bestia. Los crímenes actuales que cometen E.E.U.U. y sus secuaces de la OTAN e Israel en contra de los pueblos de Palestina, saharaui, iraquí, afgano, libanés, sirio y libio, ciertamente reivindican la lucha de Ilich y sus revolucionarios propósitos.

BT.- Explícanos, por favor, por qué decimos que su captura fue ilegal y, por tanto, su encarcelamiento en Francia es igualmente ilegal.

VR.- El 15 de agosto de 1994, luego de operarse en una clínica de Jartúm, capital de Sudán, “Carlos” fue sometido por los guardias sudaneses que le fueron asignados para su protección, narcotizado por un médico sudanés y llevado esposado y encapuchado a un aeropuerto, donde fue entregado a agentes policiales franceses a bordo de un jet ejecutivo. A las pocas horas, ya en territorio francés, se le hizo entrega de una orden de captura NACIONAL (sólo válida para DETENIDOS dentro de Francia), para luego ser internado en las cárceles francesas. Estos hechos fueron reconocidos públicamente por las autoridades francesas responsables de dicha acción. Siendo que “Carlos” fue llevado a Francia sin que se cumpliera el debido proceso de detención y extradición requerido en casos similares. Denunciamos su SECUESTRO por el Estado francés, lo cual INVALIDA, además, el proceso judicial en su contra que se le ha efectuado desde entonces.

BT.- Por qué el Imperio, los sionistas y particularmente Francia se han empecinado de esta manera tan ruin y descarada contra el camarada Ilich. Qué buscan lograr con su secuestro.

VR.- “Carlos” enfrentó al imperialismo y al sionismo mediante acciones en las cuales participaron de manera conjunta luchadores de diferentes nacionalidades, combatientes, a su vez, por las causas de sus respectivos pueblos oprimidos. Los imperialistas y opresores han recurrido sistemáticamente a la estrategia de dividir a sus enemigos para vencerlos, atacando a cada uno por separado, mediante la “alianza” con numerosos países. La praxis internacionalista de Ilich constituyó un ejercicio inaceptable de resistencia activa que atentó contra la estrategia hegemónica del imperialismo norteamericano y el sionismo internacional. Por esta razón Francia, en cumplimiento de los deseos de E.E.U.U., e Israel, y de sus aliados también, decide secuestrar a Ilich con la intención de quebrar su voluntad y espíritu, pretendiendo hacer de él un falso icono, o mal ejemplo para todos los revolucionarios del mundo para así hacerles creer que la lucha solidaria contra el imperialismo jamás sería tolerada y estaría condenada a la derrota.

BT.- Vladimir, dinos, cómo se encuentra el estado de salud del camarada Ilich, y cuál ha sido el accionar de nuestra Embajada en Francia por nuestro camarada.

VR.- A los 61 años de edad, luego de 200 meses (6097 días al 25 de abril de 2011) de su secuestro, tanto su salud como su estado anímico se mantienen firmes ante los embates de su carcelero ilegítimo, el Estado francés. La más reciente agresión en su contra sucedió el pasado 1º de febrero, cuando un pelotón de la Guardia Republicana del Presidente Nicolás Sarkozy fue a la cárcel de Poissy, a 60 km de París, para llevar a “Carlos” a un tribunal en dicha ciudad. Lo obligaron a desnudarse para revisarlo, permitiéndole colocarse de nuevo tan sólo su ropa interior. Le ordenaron arrodillarse -a lo cual se negó por vejatorio y denigrante– lo sometieron a insultos y amenazas y, una vez que lo esposaron con las manos hacia atrás, le dieron puñetazos por la espalda y le golpearon varias veces la cabeza contra una pared. Luego fue metido en una caja metálica dentro de una furgoneta, para llevarlo al tribunal, expuesto al frío del invierno francés. “Carlos” fue presentado semidesnudo ante el tribunal, procediendo a vestirse delante del juez y de sus abogados defensores.

Pasados casi tres meses de esta agresión, ni la Embajada de Venezuela en Francia, ni la Cancillería venezolana han tomado acciones ante el gobierno de Francia, tanto para reclamar dicho atropello, como para asistir al agredido. El Embajador Jesús Arnaldo Pérez, titular de nuestra Embajada en París, ha guardado silencio con respecto a lo ocurrido, negándole incluso cualquier ayuda humanitaria a “Carlos”, a tal extremo que su abogada, Dra. Isabelle Coutant, debió enviarle un fax haciéndole responsable del estado de indigencia en el que se encuentra “Carlos”, al no disponer siquiera de recursos para adquirir sus alimentos en la cárcel. El Canciller Nicolás Maduro no ha emitido aún pronunciamiento público alguno con respecto al atropello denunciado, ni hemos sabido que haya convocado al Embajador de Francia en Venezuela para reclamarle semejante trato hacia un ciudadano venezolano bajo la jurisdicción del Estado francés.

BT.- Camarada, es posible hacer uso de los convenios internacionales firmados por el Estado venezolano y proponer un intercambio de prisioneros con Francia para así repatriar al camarada Ilich.

VR.- Esa pudiera ser una forma de traerlo de vuelta a su país. Otra sería que nuestro Estado revolucionario le reclame de manera decidida a Francia el haber secuestrado a “Carlos”, hecho demostrable que obligaría a su repatriación a Venezuela como única manera de subsanar ese delito del Estado francés. Cabe señalar que “Carlos” no ha cometido delito alguno en Venezuela, razón por la cual al regresar a su patria quedaría en libertad plena.

BT.- La cancillería venezolana qué ha hecho al respecto

VR.- Absolutamente nada. Es más, habiendo efectuado el estudio de nuestras denuncias por el secuestro de “Carlos”, y concluido en noviembre de 2000, luego de un año de investigación de su consultoría jurídica, que admitió SÍ hubo tal secuestro, JAMÁS ha procedido ante su contraparte francesa para exigir justicia y tratar de revertir esta situación, haciendo prevalecer su legítimo derecho de estar en libertad. Por otra parte, llevamos más de diez meses esperando por una audiencia con el Ministro Nicolás Maduro para retomar el caso de “Carlos” y de las acciones que dicha institución está OBLIGADA a ejercer en su auxilio humanitario y jurídico. Cabe destacar que después de nuestra más reciente manifestación de apoyo a “Carlos” ante la Casa Amarilla, el pasado 15 de abril, el propio Canciller Maduro nos ofreció atendernos al día siguiente y hasta la fecha de hoy no ha cumplido, y ni siquiera se ha comunicado con nosotros para reprogramar ese encuentro. Parece que no hay ni voluntad política ni interés alguno, tanto para atender a sus familiares y colaboradores, como para fijar posición con respecto a la condición de luchador internacionalista de “Carlos” y la violación de sus Derechos Humanos, Ciudadanos y Políticos en Francia. Solamente observamos un silencio e inacción que, en la práctica, avalan la acción delictiva del Estado francés contra “Carlos”. Es importante resaltar que el secuestro de “Carlos” en el año 1994, durante el Gobierno del Presidente Caldera en Venezuela, se hace público y notorio por parte del Gobierno francés de la época, por la seguridad que tenían sobre la falta de acción de nuestro gobierno. Resulta que en 1999 llega el Comandante Chávez al poder y al revés de lo que era de esperarse, pasados once años de su gobierno, se mantiene la total falta de accionar legal, tal y como lo establece nuestra Constitución, en la defensa de los Derechos de “Carlos”. Es una triste realidad que, para “Carlos”, no ha habido cambio alguno del Gobierno de Caldera al actual en cuanto a la defensa de sus legítimos Derechos.

BT.- Que podemos hacer quienes apoyamos la repatriación del Camarada Ilich

VR.- El Comité de Solidaridad con Ilich se ha reorganizado y ahora se llama Brigada Internacionalista de Solidaridad Activa (BRISA) Ilich Ramírez Sánchez “Carlos”. Pueden acompañarnos en esta campaña - en persona y por el TWITTER (@BRISAPARACARLOS) - tanto en la divulgación de la verdad sobre nuestro camarada; la condición genuinamente revolucionaria e internacionalista de “Carlos” en su lucha por los pueblos oprimidos, como también denunciando su SECUESTRO por Francia. Cabe señalar que el propio Presidente Hugo Chávez ha reconocido de manera pública ambas realidades. Lamentablemente, y como ha sucedido ante otros pronunciamientos del líder de nuestro proceso revolucionario, sus opiniones y lineamientos son desatendidos por algunos de sus más cercanos colaboradores dentro del gobierno, quienes están llamados a materializar las instrucciones del Comandante. Denunciemos -como el propio Presidente nos ha pedido- las fallas en la gestión de su gobierno y exijamos su rectificación. ¡ES OBLIGACIÓN DE LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA HACERLE JUSTICIA AL CAMARADA CARLOS! ¡EXIGIMOS REPATRIACIÓN YA PARA ILICH RAMÍREZ SÁNCHEZ “CARLOS”!

BT.- Vladimir, puedes darnos tu opinión sobre la detención del camarada periodista Joaquín Pérez Becerra por el gobierno venezolano, así como su expedita deportación a Colombia.

VR.- En BRISA condenamos la inesperada situación por la que atraviesa este luchador anti-imperialista, así como la actuación tan “diligente” y severa de las autoridades venezolanas, negándole incluso su derecho a la legítima defensa y al debido proceso. Por una parte nos preocupa como nuestro gobierno satisface los requerimientos del Estado colombiano que, por su parte, alberga en su territorio a ciudadanos venezolanos requeridos por nuestro sistema judicial desde hace mucho tiempo, negándose a entregarlos a las autoridades venezolanas. Por otra parte, es necesario diferenciar el trato que recibiría, por ejemplo, el prófugo Carmona Estanga en nuestro país, seguramente sometido a un régimen de casa por cárcel por su avanzada edad y en respeto de sus Derechos Humanos, de aquel que recibirá Pérez Becerra de ese Estado colombiano narco-terrorista, genocida y torturador, que en los años 90 trató de asesinarlo, y de hecho asesinó a su esposa. Las revoluciones no entregan a los revolucionarios a semejante suerte, ni se mantienen silentes e inactivos ante la violación sistemática de sus Derechos, como viene ocurriendo con “Carlos” desde 1994 en Francia, hace ya casi 17 años. La situación de Pérez Becerra, sin duda, es una alerta para todos. Obliga a un amplio debate y urgente revisión de las condiciones de nuestro proceso revolucionario y del proceder de algunos de sus altos responsables gubernamentales.

(*) Entravista realizada por Basem Tajeldine

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada