1 de noviembre de 2010

Entrevista a Alí Primera


"Yo soy campesino en mi formación, en la vivencia principal del hombre, su infancia, su música de pájaros, de vientos del norte y del sur, del este, en los árboles de Paraguaná xerófila, de la Paraguaná seca, pero al mismo tiempo de la Paraguaná entrañable, musical, solidaria, cantos de los campesinos en la siembra, cantos de la cruz de mayo, salves, merengues, valses, con viejos clarines y violines, cuatro con cuerdas de chivo, de allí nace el canto que me llenó el espíritu y el alma".

"Fui serenatero antes de tener otra intención con la canción, di muchas en la Universidad, cuando vivíamos en la residencia universitaria, en esa época hermosa de la Universidad y una vez cuando allanan la Universidad en el 66, voy a dar con mis huesos a los sótanos de la Digepol y allí fijándome por una ventana vi a un niño corriendo y dije: por ellos estamos y, escribí una canción que se llamó Humanidad que la estrené en el Aula Magna, un diciembre me acuerdo. Y fue cantada por mucha gente y por Quique Larralde, que una vez cantó uniformada de soldado y descalza en una calle de Caracas, desde ahí me di cuenta del significado de este canto".

"Mi canción tiene una influencia principal: la vivencia de mi pueblo. Después, por supuesto, he conocido las hermosas canciones del Sur de América Latina, Centroamérica, Cuba, que son muy hermosas, son también flores del mismo árbol latinoamericano del cual nosotros formamos parte, pero mi canción es esencialmente venezolana, aunque se llame al mismo tiempo latinoamericana".


¿En los años sesenta, setenta, existían un grupo de cantores, un grupo que protestaba cantando?


-"No, cuando yo me inicio, yo desconocía totalmente el término protesta, el término que dicho sea de paso rechazo de cuajo, tajantemente, porque yo no protesto, yo no canto por protestar, yo canto por convocar, por ser parte de una conciencia que se deba con la canción. Protestar a veces es simplemente presentar un desacomodo espiritual ante una situación pero hasta ahí. Yo canto y milito con la canción, con la canción como arma, como ayuda, como apoyo".

"No estoy al margen de lo que la canción llama, de lo que la canción dice, de lo que la canción denuncia, no me he quedado al margen, porque no se trata solamente de denunciar una situación injusta sino luchar a fondo, conductualmente presente para que esa situación ya no exista, no gravite sobre el hombre, sobre el pueblo".

"Cuando yo me inicio como cantor desconozco totalmente el movimiento musical de América Latina, y el movimiento que mucha gente llamó de protesta a nivel mundial. Yo salí a cantar con una intención de decir con la canción y de poner la canción como apoyo de un combate por la vida, por la dignidad, inclusive, por qué no decirlo, un combate por un cambio profundo en nuestra sociedad".

"Se trata de una canción política, porque cualquier planteamiento en Venezuela y en cualquier país es político. Nosotros tenemos una intención, aunque no todas las canciones tengan una idea política obvia, tenemos una intención de escribir nuestro canto, nuestro movimiento cultural, en un movimiento transformador del pueblo, en un movimiento político que transporte al pueblo. Porque cuando tú hablas de concientizar, ¿Concientizar para que? Concientizar para transformar, partir de que un pueblo inconsciente de su propia realidad, inclusive de su propia fuerza, es incapaz de movilizar y transformar nada".

"Entonces cuando hacemos una canción nos reunimos con un folklorista, con muchachos que son desconocidos en el territorio nacional, pero que en su pueblo tienen un hermoso trabajo, y nosotros cuando vamos impulsamos ese trabajo en función de que nuestra canción se convierta en un vehículo que ayude a la defensa de nuestra raíz como pueblo, de nuestra identidad como pueblo. En ese momento se convierte en un movimiento político..."


¿La canción solidaria?


- "Nosotros hablamos de canción, no de recital, de concierto. Nosotros montamos una canción por la Victoria, la canción por la Unidad del Pueblo, la canción por la Patria Buena. Hemos fundados canciones que ya se convierten en instituciones culturales de los diferentes pueblos de nuestro país, toda canción de un hombre de pueblo es válida y es necesaria, y nosotros nos reunimos con cantores folkloristas, cantores populares en cada pueblo, porque no sólo vamos a los pueblos a que nos escuchen, sino también vamos a promover a los artistas regionales, que a veces se les dificulta lograr una audiencia mayor para sus canciones. Sólo nos une una intención de cantar".

"Por supuesto esa tarea principal en la organización radica en los grupos culturales de las diferentes regiones donde se realiza el canto. El resultado ha sido maravilloso, porque no es nada más que escuchar una canción y hacer una cultura de espectáculos, sino que la gente quede con la noción de que es posible realizar una tarea cultural más allá de la dirección política, de la directriz partidista.

Es posible para gente que milita en diferentes partidos políticos trabajar en una tarea común, que beneficia, cuyo receptor, cuyo beneficiario principal es el pueblo, sus hospitales, sus liceos. Yo produzco alrededor de millón y medio de bolívares anuales que quedan en el pueblo, porque yo no percibo un centavo por cantar. Mi supervivencia económica es a través de las regalías de los discos, y en la tarea de cantar yo no percibo absolutamente ni un solo centavo.

A veces hemos exigido un bono solidario para esos grupos que no tienen posibilidad de vender muchos discos, y entonces necesitan para su propia sobrevivencia como cantores un bono solidario. Es una tarea que no ha tenido mucha sonoridad a través de los Medios, pero que sin embargo es una tarea muy bonita y que nos compromete cada día más a inventar más, y a fundar muchas canciones en Venezuela".


¿Para todos los públicos?


-"La mayoría de mi audiencia es joven, son jóvenes que bailan y cantan y corean nuestras canciones, y nos piden autógrafos, no al estilo fans, nos piden que les escribamos algo, que los ayude a recordar ese momento y eso es muy importante. No es una influencia motivada al uso de los Medios, al uso de la TV, no. Nosotros nos movilizamos con el sentido de cantar, tenemos algo por qué cantar, tenemos una intención profunda, un camino por el cual cantar y eso por supuesto ha influenciado mucho.

Eso significa para mí un compromiso y también una señal de que ha influenciado la canción. Ha influenciado a pesar de que no tengo todo el apoyo publicitario necesario, pero sin embargo hay esa presencia mía, esa preocupación de estar cantando siempre, de organizar actos que son muy masivos, muy hermosos.

Se trata de gente que cuando canta la canción, pega un grito con esa intención profunda de elevarse con el grito, de salir de una inquietud, de una apatía, de buscar el entusiasmo y las ganas, las ganas de hacer menos estéril nuestra pasantía. Yo no puedo convertir mi actitud en una actitud mercantilista, a mi no me interesa obtener un nombre a través de la publicidad, a mi me interesa que el pueblo antes de conocer a Alí Primera, conozca mi canción".

"Yo siempre he escrito una canción con la intención principal de hacerla oír, bien sea en mi voz o en la voz de otros compañeros; yo he alcanzado bastante espacio, he recorrido bastante camino, por supuesto ese camino no tiene límites, hasta el último aliento seguiré en ese camino..."

"Esta tarea de cantor la realizo de muy buena gana y siento que cuando voy a América Latina, cuando me aplauden en Argentina, cuando me apoyan, cuando en México me dicen sigue y cuando en Ecuador, Cuba, Panamá, cuando en Europa me dicen sigue, me siento comprometido con ese llamado, con ese impulso."

"Hasta ahí he llagado, aunque dije lejos, puedo decir tranquilamente ando, ando muy cerca de la ternura, de la rabia, del amor, ando muy cerca del combate por la vida, ando muy cerca de mi pueblo, ando muy cerca de la raíz, tal vez para que me llegue con más fuerza la savia del pueblo".

"Yo fui el primer venezolano que estuvo en el Aula Magna, solo, cantando, y el Aula Magna se llenó. Eso fue en el 69, y desde ahí el Aula Magna es y sigue siendo el nido más hermoso de mi canción, recibo por parte del estudiante en el Aula Magna un apoyo cálido, un compromiso, un reto, pero sin embargo, el nido más amplio, más maravilloso es la patria entera, los pueblos olvidados, arrinconados en la geografía venezolana.

A ellos he querido llegar y he llegado a pesar del porcentaje enorme de analfabetos que existen en el campo venezolano, en el interior, en la provincia, no es obstáculo para entender mis canciones, por que mis canciones son sencillas, son lenguas del pueblo mismo... Yo no soy cantor para el estudiante sólo, el campesino sólo, soy cantor para el hombre y el hombre está en todos los rincones de la patria. Es más, una vez dije que la patria era cualquier rincón donde existiera un ser humano...".

Entrevista a: Alí Primera, por Mariam Nuñez (24 de enero de 1985).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada